Johnny Gosch era un niño feliz hasta que un día, de repente, desapareció y todos pensaron que había muerto. Conoce esta historia tan real como intrigante.
w

OoooOooo TristeTriste

Johnny Gosch – misteriosa desaparición de los años 80

La desaparición o el secuestro de un hijo es una de las peores cosas que les pueden pasar a los padres. Pueden mover cielo y tierra y arrancar los ojos de cualquiera para encontrar a su hijo. Este caso no representa una excepción.

Una cálida mañana de septiembre de 1982 en West Des Moines, Iowa, un niño de 12 años desapareció. Su nombre era Johnny Gosch. En la entrega de hoy de „Momentos Criminales”, exploraremos su inquietante historia. Es un caso aterrador que ocurre más a menudo de lo que nos gustaría.

Johnny Gosch - Su desaparición

Johnny Gosch fue secuestrado durante su turno de mañana distribuyendo periódicos para el condado de Des Moines en West Des Moines el 5 de septiembre de 1982. Testigos del secuestro afirman que Johnny fue detenido por un hombre. Éste le pidió que le mostrara la ruta. Cuando el chico se cruzó después con su amigo. Le confesó que el hombre lo asustó mucho. Después de este encuentro, Johnny fue seguido el resto de su ruta. Fue atrapado por dos hombres. Que lo retuvieron en la parte trasera del viejo Fairmont. Los testigos del incidente sólo consiguieron ver el aceleramiento y el chirrido de los neumáticos y, de repente, no hubo rastro del coche.

Nadie presente en el lugar de los hechos denunció inmediatamente el incidente a la policía. Los padres del niño no se dieron cuenta de su desaparición. Todo empezó cuando sus vecinos empezaron a quejarse de la falta de entrega del periódico de la mañana. Poco después, el padre de Johnny encontró un carro lleno de periódicos sin entregar. Informó inmediatamente a Noreen y llamó a la policía.

Johnny Gosch
Johnny Gosch - desaparecido

La tardanza de la policía y la operación de búsqueda por su cuenta

Desde el principio, la policía reconoció al chico como un fugitivo. Incluso después de considerar los informes de un vehículo que se alejaba. Y el extraño comportamiento de un hombre que preguntó al chico por una dirección. Sin embargo, Noreen Gosch (madre de Johnny Gosch) no pensaba rendirse. La policía no quería enviar a sus agentes. Noreen pidió a sus amigos y conocidos que organizaran una operación de búsqueda por su cuenta. Un día que empezó como una mañana tranquila y normal se convirtió en una pesadilla. Una que se prolonga para la familia hasta el día de hoy.

Johnny Gosch - Cobertura de los medios de comunicación

Pasaron los días, pasaron las semanas. Noreen empezó a darse cuenta de que no obtendría ayuda de las autoridades locales ni del FBI. Así que recurrió a los medios de comunicación locales y nacionales para que cubrieran la historia de su hijo. Por ello, fue transmitida por las televisiones de todo el país. Noreen también contactó con un investigador privado. Investigó pruebas que nunca habían sido consideradas por la policía. Entonces se enteró de algo que la sorprendió. Johnny Gosch había sido secuestrado en una red mundial de pornografía pedófila. Johnny estaba vivo. Fue retenido, abusado sexualmente y torturado en rituales satánicos. Destruir su autoestima para que sea más susceptible al lavado de cerebro. ¿Y por qué? Para convertirlo en un esclavo de la secta que lo había secuestrado.

Johnny Gosch
Ayuda a encontrar a Johnny Gosch

Los cartones de leche o los envases de alimentos con imágenes de los desaparecidos siguen siendo una práctica habitual en los Estados Unidos.

Johnny Gosch
Johnny Gosch en los cartones de leche

Pruebas que indican que Johnny Gosch está vivo

Unos seis meses después de su secuestro, un joven se acercó a una mujer en el aparcamiento de un supermercado en Oklahoma. Que comenzó a gritar: „¡Me llamo Johnny Gosch, he sido secuestrado!”. Inmediatamente fue sujetado por dos hombres y nadie volvió a verlo. A lo largo de los años siguientes, surgieron más y más pruebas. Se encontró un billete de banco. En el reverso estaba la inscripción: „Estoy vivo. Johnny Gosch” y fue entregado a la familia del niño. Su madre confirmó que era la letra de Johnny. Otra pista se encontró en Denver, Colorado. „Johnny Gosch estuvo aquí”. Proclamaba una inscripción delineada con esmalte de uñas rojo que se encontró en la pared del baño del restaurante. En algún lugar de su interior, Noreen sabía que su hijo estaba vivo. Decidió que nunca dejaría de luchar por la verdad oculta sobre su secuestro.

Przerażająca prawda o niebezpiecznej organizacji

Más tarde se enteró de que la organización que secuestró a Johnny Gosch tenía conexiones directas con organizaciones nacionales de alto rango. Entre ellas la CIA, el ejército y políticos de la capital en Washington. Esta información fue corroborada posteriormente por otras víctimas de la misma organización. A lo largo de los años, con la ayuda de los medios de comunicación, amigos e investigadores privados, Noreen se reunió personalmente con las víctimas. Algunas de ellas, habían permanecido con Johnny y lo conocían personalmente. Pudieron dar información sobre el estado del chico. Pero no sabían dónde estaba ahora. También se enteró de que Johnny Gosch y otro chico habían escapado de sus torturadores y vivían escondidos, temiendo por sus propias vidas.

Johny Gosch - Extraño encuentro después de años

Una mañana temprano en 1997, poco después de su aparición pública con un mensaje especial para su hijo. Se despierta con el sonido de un golpe en su puerta. Miró por la mirilla y vio a dos jóvenes. Entonces preguntó: „¿Quiénes sois?”. A lo que la voz de uno de ellos respondió: „Mamá, soy yo, Johnny. ¿Puedo entrar?” Noreen abrió inmediatamente la puerta y reconoció a su hijo sin dudarlo. A quien no había visto en quince años. Su encuentro fue breve. Johnny Gosch no había regresado a su casa de forma permanente. Sólo había venido a pedir ayuda a su madre. Le contó brevemente lo que había sucedido en su vida durante los últimos años.

Johnny Gosch
Johny Gosch - 15 años después

Johny Gosch - Desapareció de nuevo

Por fin, todas las piezas del rompecabezas que se había reunido empezaron a encajar. Todo lo que se había sabido hasta ese momento, se verificó aún más. Durante su reunión, Johnny Gosch estaba muy nervioso. También dijo que todavía estaba en gran peligro. Le pidió a su madre que le ayudara a llevar a sus captores ante la justicia. Para que ya no tuviera que vivir con miedo. Johnny permaneció con su madre durante varias horas y, antes del amanecer, desapareció. Dejó a su madre sólo con el recuerdo de su visita clandestina.

La continua lucha de Noreen Gosch por su hijo - Johnny Gosch

Noreen sigue luchando por la vida de Johnny. A día de hoy, sigue hablando sobre el caso de su hijo y haciendo apariciones en cadenas de televisión de todo el país. En 2000, publicó un libro, Why Johnny Can’t Come Home. Donde da toda la información y las pruebas que ha reunido durante varios años. Cree que acabará descubriendo quién está detrás del secuestro de su hijo. Y definitivamente él la estará esperando.

Escrito por: Aleksandra Niedźwiedzka 
Redacción: Rafał Bojarski
Traducción a español y optimalización SEO: I. Fernández
Grafika: Rafał Mazurek 

Zgłoś nadużycie

Si no sabes qué ver en Portugal o qué visitar en Portugal, leyendo este texto vas a disipar tus dudas. Este gran país te ofrece multitud de posibilidades.

¿Qué ver en Portugal?

Probablemente ya sabes qué es el Kpop. En este artículo te presentamos a las grandes estrellas del k pop coreano. Descubre si los conoces a todos.

¿Qué es el Kpop?